viernes, 28 de abril de 2017

PEQUEÑAS MANIOBRAS, VIRGILIO PIÑERA

Diré entre paréntesis que las clases a domicilio son, por lo general, por partida doble, es decir, que amén de la clase que damos, nos vemos obligados a recibir la que nos da, día a día, la madre de nuestro alumno sobre los temas más inesperados



Pequeñas maniobras, Alfaguara, pág 200

viernes, 14 de abril de 2017

AMOR SE ESCRIBE SIN HACHE, ENRIQUE JARDIEL PONCELA

Zamobombo y Fermín discutían un tema de política interior.
- Yo te digo- aseguró Fermín chupando narnaja- que el ‘Persianas’ (NOMBRE DADO POR LOS ALUMNOS AL PROFESOR DE ARITMÉTICA) es más sucio que el ‘Queso Duro’ (NOMBRE DADO POR LOS ALUMNOS AL PROFESOR DE GEOGRAFÍA).
- ¡Qué va!- rezongó Zambombo-. Es más sucio ‘Queso Duro’. Yo le he visto guardarse un huevo frito en el bolsillo.
- Y yo al ‘Persianas’ le he visto lavarse las manos con los guantes puestos.
Otro alumno, Matías Ros, se acercó a ello
- Oye Matías- indagó Zambombo buscando un apoyo- ¿Quién es más sucio? ¿ ‘Persianas’ o ‘Queso Duro’ ?
- El más sucio es ‘Lentejilla’ (NOMBRE DADO AL PROFESOR DE LATÍN). En el cuarto de ‘Lentejilla’ hay tal olor que hace diez años un alumno que entró murió a las dos horas


Amor se escribe sin hache, Cátedra Letras Hispánica, pág 125

viernes, 31 de marzo de 2017

VIAJE CON CLARA POR ALEMANIA, FERNANDO ARAMBURU

Me preguntó con la cara radiante de satisfacción si me hacía una idea de lo que significaba para ella estar libre de corregir cuadernos y exámenes; libre de preparar clases hasta las doce o la una de la noche para alumnos desganados; libre de aguantar la incompetencia del director, las malas pulgas del bedel, las intrigas de algunos compañeros; libre de reuniones tediosas y, por supuesto, inútiles, fuera de las horas lectivas; libre de encuentros con los padres de los alumnos, convencidos de que la solución a todos los problemas de la humanidad pasa por acortarles las vacaciones a los profesores; libre de llamadas telefónicas a horas intempestivas o durante los fines de semana, para contestar a preguntas del tipo: “¿Le importaría que mi hija no aprenda de memoria para el lunes el poema de Schiller o que aprenda sólo la primera estrofa? Es que, sabe usted, la psicóloga que la atiende opina que, por la pubertad y esas cosas, el exceso de deberes está influyendo negativamente en su desarrollo”; libre de excursiones en las que los alumnos empiezan a emborracharse antes de subir al autobús que ha de llevarlos a su destino, mientras esperan a los dos o tres o cuatro o cinco que acuden con retraso a la cita; libre de que suene un teléfono móvil y luego otro en el transcurso de la clase; libre de las provocaciones de Christian, de las payasadas continuas de Jens, de las miradas hostiles de Lukas, buenos chicos en el fondo, pero que perdieron la orientación en la vida a raíz del divorcio de sus padres; libre, en fin, de los desplantes de Johanna, a la que, como es hija de la subdirectora, no se le puede regañar sino con tanto tacto y diplomacia que no parece sino que está recibiendo elogios por su mal comportamiento.


Viaje con Clara por Alemania, Maxi Tusquets, pág 14

viernes, 17 de marzo de 2017

AURORA EGIDO EN CONVERSACIÓN CON FERNANDO ARAMBURU

Decía el economista Fabián Estapé que lo importante en esta vida era una buena madre (dejémoslo en buenos padres) y un buen bachillerato. Lo que viene después suele ser añadidura.


Aurora Egido en El Cultural del 3 de marzo de 2017

viernes, 3 de marzo de 2017

SAN MANUEL BUENO, MÁRTIR, MIGUEL DE UNAMUNO

Entonces fue cuando mi hermano Lázaro, que estaba en América, de donde nos mandaba regularmente dinero, con que vivíamos con decorosa holgura, hizo que mi madre me mandase al colegio de religiosas, a que se completara, fuera de la aldea, mi educación, y esto aunque a él, a Lázaro, no le hiciesen mucha gracia las monjas. ‘Pero como ahí- nos escribía- no hay hasta ahora, que yo sepa, colegios laicos y progresivos, y menos para señoritas, hay que atenerse a lo que haya. Lo importante es que Angelita se pula y que no siga entre esas zafias aldeanas’. Y entré en el colegio pensando en principio en hacerme maestra; pero luego se me atragantó la pedagogía


San Manuel Bueno, mártir, Cátedra, pág 97 

viernes, 17 de febrero de 2017

DIARIOS. LA HIERBA CRECE DESPACIO, IGNACIO CARRIÓN

1971. 16 de marzo, martes (19:30 horas)
He almorzado hoy con Santiago Ribes y Juan Benito Moreno. Santiago contó anécdotas que reflejan el estado de tensión existente en la Universidad de Valencia. Los alumnos piden explicaciones a los catedráticos e impone condiciones. El otro fía, un comando golpeó al profesor de Matemáticas de la Facultad de Económicas. Sus alumnos no hicieron nada por evitar la paliza. El comando arrastró al profesor de los pies y lo echó fuera del edificio. Lo insultaban repitiendo: ‘Capitalista, capitalista’. El profesor tiene nuestra edad


Diarios. La hierba crece despacio, EDAF, pág 109

viernes, 3 de febrero de 2017

EL PORTERO, TERRY EAGLETON

Pasados algunos años, me encontré con una cultura similar en San Diego, donde estaba como profesor visitante. Mi clase de primero de facultad parecía estar compuesta en su totalidad por jóvenes medio en cueros que acababan de llegar de la playa. Creo que más de uno calzaba aletas y por mi ojos pasó lo que sospechosamente parecía un tubo de bucear. Había un ambiente generalizado de trajes de neopreno y tablas de surf. Yo di una primera clase vigorosa y apasionada, y ellos parecieron recibirla positivamente con los ojos entornados por el sol. Al final, un muchacho vestido exclusivamente con unos bermudas rojo chillón, avanzó suavemente hacia la tarima y me agradeció la clase: ‘Pero, profe, no se lo tome tan a pecho, ¿vale?’ Luego me confió con enternecedora preocupación por mi bienestar la que mayor parte de sus compañeros estaban borrachos o colocados y no eran merecedores del generoso esfuerzo que yo equivocadamente les había dedicado.


El portero, Debate, página 30