viernes, 7 de diciembre de 2018

HOUSE OF MEETINGS, MARTIN AMIS

At school, Venus, we were taught by people who were prepared to lie to children for a living; you sat there listening to information you know to be false ( even my mother´s school was no different). Later on you discovered that all the interesting subjects were so hopelessly controversial that no one dared study them
House of Meetings, Martin Amis, pág 78

viernes, 23 de noviembre de 2018

EL PLANETA DE MR. SAMMLER, SAUL BELOW

Era alto, espléndido, bigotudo y tenía un cerebro sutil y excelente. Su fuerte había sido la teoría política. Enseñaba en el Hunter College, a mujeres. Muchachas encantadoras, idiotas, tontas, según decía. De vez en cuando topaba con alguna inteligencia femenina poderosa, pero muy irritable, quejosa, con demasiada ideología sexual, pobrecilla



El planeta de Mr. Sammler, Debolsillo, pág 20

viernes, 9 de noviembre de 2018

UN RECODO EN EL RÍO, V. S. NAIPAUL

Después se transformó en el joven africano en ascenso, el alumno del liceo, moderno, emprendedor. De acuerdo con este personaje le gustaba usar el blazer con el lema ‘Semper aliquid novi’; sin duda pensaba que le traje le ayudaba a imitar los gestos que había aprendido de algunos de sus profesores europeos. Imitando a un profesor en mi piso, podía quedarse de pie apoyado en una de las paredes blancas de la sala, con las piernas cruzadas, y en esa postura, intentar dirigir la conversación. O imitando a otro maestro podía dar una vuelta alrededor de la mesa de caballete mientras levantaba algún objeto, lo examinaba y lo dejaba de nuevo, sin dejar de hablar


viernes, 12 de octubre de 2018

PUCK Y SUS BROMAS, LISBETH WERNER

Y mientras todo esto ocurría, el profesor Frederikson, ‘Frederik’, para sus alumnos, estaba explicando Historia Universal. Hablaba de Napoleón. Pero el profesor Frederiksen no estaba nada satisfecho con los conocimientos de sus alumnos sobre el emperador y las batallas en las cuales había participado. Naturalmente, Inger, Merete y algunos más lo sabían a la perfección, pero el resto formaba un grupo mediocre.
- Hugo- dijo ‘Frederik’- cuéntame lo que sabes sobre la llamada “Batalla del Pueblo”, de Leipzig
Alborotó se levantó y empezó a balbucear:
- Pues...¡Ejem!...La “Batalla del Pueblo”…, fue una batalla…, donde el pueblo batalló…
El señor Frederiksen asintió irónico:
- Fabuloso, Hugo. Muy original. ¿Podrías también decirme en qué año fue?
- En el año 1805
- No pregunté por la batalla de Austerlitz, sino por la de Leipzig
- Pues …, eh, …, fue más o menos por entonces
- Diste en el clavo. Más o menos por entonces, porque fue en el año 1813. ¿Cuál fue el resultado de la batalla de Leipzig?
- Pues …, eh …, mutió mucha gente…
- Eres un genio, Hugo. ¿Quién luchaba en aquella batalla?
- ¡Napoleón!
- Es la pura verdad; pero ¿contra quién?
- Contra sus enemigos
- Estupendo. ¿Y quiénes eran sus enemigos?
- ¡Oh! Los griegos…, y algunos otros…


Puck y sus bromas, Toray ediciones, pág 71 

viernes, 28 de septiembre de 2018

TERESA, ROSA CHACEL

Absorta en esto, fue maquinalmente a la ventana. La casa del maestro aparecía vacía. El corredor y la clase, con las ventanas abiertas, conservaban la huella del tropel que habían albergado: el aire polvoriento flotaba sobre los pupitres dislocados de las filas. En una sola mirada, Teresa revisó todo el moblaje de la estancia. Los mapas, los instrumentos que poblaban la mesa del maestro, los objetos útiles todos ellos sólo para practicar la disciplina del estudio, se agrupaban revueltos, se sostenían mellados y tuertos, maltrechos por la tromba de juventud que rodaba sobre ellos todos los días. Alguna silla desfondada, algunos bancos cojos, un cristal cuya mitad inferior había sido sustituida por un pedazo de cartón, eran los despojos que se encontraban en aquel campo, donde el espíritu y la vida libraban su batalla cotidiana.



Teresa, Colección CLUB Bruguera, pág 248

viernes, 14 de septiembre de 2018

VÁNDALOS, ALICE MUNRO


- He hecho algunas sustituciones y les he llevado de excursión- dijo-. A veces, me daban ganas de soltarles una jauría de doberman o de estrangularlos con mis propias manos



Vándalos, RBA debolsillo, pág 292

viernes, 17 de agosto de 2018

LA PIRUETA, EDUARDO HALFON


En las escuelas de toda la región balcánica enseñan a trazar las fronteras de un mapa con una pluma sin tinta



La pirueta, Pre-Textos, pág 100

viernes, 3 de agosto de 2018

RATAS EN EL JARDÍN, VALENTÍ PUIG


Es un hecho que la escuela Jacotot era un pequeño paraíso de pequeñas amistades, de disfraces de Carnaval y de un mes de María cautivador, pero se aprendía poco. Mis padres hablaron. ¿Escuela pública o escuela privada? Visitaron unas cuantas. Ganó el criterio de mi madre. El estado de las escuelas públicas no era comparable a un colegio recién estrenado como San Francisco, construido gracias a donativos cuantiosos y un punto legendarios. Las tarimas eran de mármol y las pizarras, de pizarra. Luz, amplitud y un gabinete psicotécnico que convenció a mi padre. Además, estaba cerca de casa. De manera que entré en el curso más elemental de primaria y todavía no sabía leer. Puedo decir sin exagerar que aprendí a leer a cogotazos, los cogotazos de un fraile joven. Y aprendí muy deprisa. Siempre le he agradecido al buen padre franciscano que fuera tan expedito. Como quien dice, de golpe y porrazo sabía leer. Había hecho el aprendizaje más fundamental de mi vida. Tenía la infancia y la adolescencia solucionadas


Ratas en el jardín, Libros del Asteroide, pág 171

viernes, 20 de julio de 2018

STONER, JOHN WILLIAMS (IV)


Dio la espalda a los alumnos y tomó un trozo de tiza de la repisa inferior de la pizarra arañada, sostuvo la tiza en equilibrio durante un momento y escuchó el rumor sordo y los crujidos que hacían los alumnos al acomodarse en sus mesas soportando una rutina que de pronto se le hizo familiar




Stoner, Baile del Sol, pág 124

viernes, 6 de julio de 2018

A SPOOL OF BLUE THREAD, ANNE TYLER


Will you always just substitute, or do you want a permanent position someday?’
Oh, for that I´d have to take more course work’, he said. He seemed to have his mind elsewhere
I can imagine you´d be really good with high-school kids’ He sweung his eyes toward her. ‘No’, he said, ‘the whole thing got me down, it turnes out. It was kind of depressing. Everything you´re supossed to teach them, you know it´s only a drop in the bucket- and not all that useful for real life anyhow, most of the time. I´m thinking I might try something else now




A Spool of Blue Thread, Vintage, pág 454

viernes, 8 de junio de 2018

INTRUSOS Y HUÉSPEDES, LUIS MAGRINYÀ


Buen día en la escuela: siempre está bien que el medio de subsistencia sea agradable; pero los alumnos, las clases- lo siento- no me inspiran una línea



Intrusos y huéspedes, Anagrama, pág 115

viernes, 25 de mayo de 2018

EN PICADO, NICK HORNBY


- Sí, por casualidad, viejo hijoputa estúpido
- Así es como me habla- dijo, mirándome con aire lastimero, como si mi larga relación con los dos me autorizara de algún modo a interceder por él ante su hija.
- Apuesto a que lamenta su decisión de no haberla mandado a la privada, ¿me equivoco?
- ¿Cómo dice?
- Muy admirable y demás mandarla a la escuela pública. Pero ¿sabe? Obtiene aquello por lo que paga. Y usted incluso un poco menos que eso
- El colegio de Jess hace un magnífico trabajo en circunstancias muy adversas- dijo Crichton-. El cincuenta y uno por ciento de la clase de Jess sacó un suficiente o más en el bachillerato. Un once por ciento más que el año anterior.
- Excelente. Debe de ser de gran consuelo para usted
Los dos miramos a Jess, que nos hizo un corte de mangas


En picado, Anagrama, pág 137

viernes, 11 de mayo de 2018

CUANDO FUIMOS HUÉRFANOS, KAZUO ISHIGURO


Lo que conservo es el recuerdo de estar entrando en una clase- el aula 15 del Old Priory-, donde el sol entraba a ráfagas a través de los estrechos ventanales claustrales y hacía visible el polvo suspendido e inmóvil en el aire. El profesor aún no había llegado, pero yo también debía de llegar un poco tarde porque recuerdo que mis compañeros estaban ya sentados en grupos en pupitres, bancos y antepechos de ventanas. Estaba a punto de unirme a uno de los grupos de cinco o seis alumnos cuando sus caras se volvieron hacia mí y comprendí enseguida que estaban hablando de mi persona.


Cuando fuimos huérfanos, Anagrma, pág 20

viernes, 27 de abril de 2018

BODEGÓN CON PECES, JOSEP PLA


La cultura- lo que genéricamente se llama la cultura- tenía una representación más bien pobre. No había pedagogos ni se cumplían las leyes de la instrucción pública. Para ir a la escuela, entre ir y venir, los niños hubieran tenido que caminar diez o doce kilómetros diarios: la prudencia exigía que sólo fuesen cuando no tenían nada más que hacer y, aun así, debía meditarse



Cinco historias del mar, Destino, pág 14

viernes, 30 de marzo de 2018

CHESIL BEACH, IAN MCEWAN


Cuando estaba de un humor más realista, Edward pensaba que debía encontrar un empleo idóneo, de profesor de historia en un centro de enseñanza secundaria y asegurarse de eludir el servicio militar



Chesil Beach, Anagrama, pág 57

viernes, 16 de marzo de 2018

SOLENOIDE, MIRCEA CARTARESCU

En una de las clases me esperan cuarenta críos, pero ¿en cuál?. Casi siempre me equivoco. Abro titubeante una puerta, los alumnos en sus pupitres se vuelven hacia mí, la profesora interrumpe la serie de fracciones (si es la bella Florabela) o la lección sobre la inmovilidad de los reptiles (si es la temida Gionea) o sus tics del síndrome Torett (si me encuentro con Vintila, el profe de Geografía). ‘Perdón’, digo y cierro arrepentido la puerta con el sentimiento de alguien que ha sido, sin querer, testigo de un secreto vergonzante. Lo que tiene lugar entre los alumnos y los profesores ahí, detrás de las puertas blancas, numeradas, me ha parecido sellado siempre con un tabú tan poderoso y tan indiscutible como el de irrumpir en los baños de las señoras



Solenoide, Impedimenta, pág 56

viernes, 2 de marzo de 2018

EMPIRE FALLS, RICHARD RUSSO

En un mes volverían a empezar los madrugones a las cuatro de la mañana. Los días en que se preveía nieve, Otto y los directores de las escuelas elemental y media se levantaban muy temprano para conocer los últimos detalles del parte meteorológico. A las cinco y medía tenían que haber decidido si era demasiado peligroso poner los autobuses escolares en marcha. En general, los padres querían que sus hijos fueran a la escuela, porque de lo contrario endrían que decidir qué hacían con ellos. Antes de ocuparse de tan necesarias cuestiones muchos padres preferían llamar a Otto Meyer hijo y transmitirle su impresión de que era un maldito imbécil, un gandul y un cabrón inútil que buscaba una excusa para tomarse el día libre, como si no le bastase con todo el verano. Si Otto estaba en la ducha y contestaba su mujer, se lo decían a ella. Los padres que se mostraban más airados e insultantes los días de nevada no eran generalmente los que tenían que preocuparse por faltar un día al trabajo para entretener a sus hijos. Eran más bien los mismo que inscribían a sus chavales en el programa de comida gratuita y los enviaban a la escuela mal vestidos, pero en cambio podían permitirse tener contestador automático para ahorrarse la molestia de hablar con directores y cobradores de facturas



Empire Falls, emecé lingua franca, pág 490 

viernes, 16 de febrero de 2018

HORMIGAS, ETGAR KERET

Mi madre dice que tengo que estudiar solo, ahora que ya no estoy en el colegio. Pero mi padre ya me había dicho en más de una ocasión que en el colegio no se aprenden más que mentiras y tonterías. Y para estudiar en solitario mentiras y tonterías no es que tenga demasiadas ganas, así que en vez de eso voy y me entretengo con las hormigas.
Mi padre y mi madre apenas hablan desde que dejé de ir al colegio. Mi madre culpa a mi padre por eso.


Hormigas, Siruela, pág 161

viernes, 2 de febrero de 2018

AMIGOS Y MAESTROS (DON JOSÉ CASTILLEJO), JOSÉ ANTONIO MUÑOZ ROJAS

Yo había cursado con don José Derecho Romano y gracias a su capacidad de seducción pedagógica, convirtió su estudio quizá en el único de toda la carrera que hice con gusto y aprovechamiento. Tan excelente profesor era. No lo tuve como él


Amigos y maestros (Don José Castillejo), Pre-Textos, pág 46

viernes, 19 de enero de 2018

UNDER THE NET, IRIS MURDOCH

Then there are his pupils, and the friends of his pupils. No one whom Dave has taught seems ever to lose touch with him. I find this, in a way, hard to understand, since as I have indicated Dave was never able to communicate anything to me when we talked about philosophy



Under the Net, Vintage, pág 27

viernes, 5 de enero de 2018

EL ÚLTIMO LECTOR, RICARDO PIGLIA

Hay una escena que funciona casi como una alegoría: antes de ser asesinado, Guevara pasa la noche previa en la escuelita de La Higuera. La única que tien con él una actitud caritativa es la maestra del lugar, Julia Cortés, que le lleva un plato de guiso que está cocinando la madre. Cuando entra, está el Che tirado, herido, en el piso del aula. Entonces- y esto es lo último que dice Guevara, sus últimas palabras-, Guevara le señala a la maestra una frase que está escrita en la pìzarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error. Él, con su énfasis en la perfección, le dice: “Le falta el acento”. Hace esta pequeña recomendación a la maestra. La pedagogía siempre, hasta el último momento



El último lector, Anagrama, pág 137